Dra. Lorena Ferrat García

Ítaca, simboliza el camino de regreso a casa, como Ulises en la Odisea, porque la educación nos traza el camino de regreso hacia nuestra esencia humana, hacia la trascendencia. De ahí que la connotación del término Ítaca, tenga este sentido humanístico.

El modelo educativo de Ítaca, Escuela Superior de Negocios está sustentado en una visión muy concreta: formar jóvenes comprometidos con México y su desarrollo, jóvenes con una visión muy clara de dirección de negocios, jóvenes con una sólida formación académica, jóvenes pensantes que puedan y deban participar en la vida productiva del país, como líderes dentro de las empresas o instituciones, o bien, elaborando su propio proyecto de negocios.

Contamos con un claustro de maestros de los cuales nos sentimos sumamente orgullosos. Han sido seleccionados detenidamente por su sólida formación académica.

Además, Ítaca cuenta con el respaldo de un Consejo Académico que está integrado por exitosos empresarios, políticos y académicos, quienes han aportado su experiencia para direccionar a Ítaca hacia su objetivo.

Nuestra institución materializa el sueño de su fundador, el Dr. Román Ferrat Solá, a quien debemos la grandeza de este proyecto educativo. La siguiente frase caracteriza la esencia del Dr. Ferrat como ser humano y a la vez, nos deja ver la esencia misma de Ítaca:

“Los sueños que son dignos de vivirse hay que darlos a conocer, porque quien los comparte, los verá crecer”.